bora bora honeymoon
Estancias románticas

Las Islas de Tahití

Estancias románticas

Las Islas de Tahití son la encarnación de una escapada romántica exótica en los Mares del Sur: unos archipiélagos de islas volcánicas en medio del infinito azul del océano, protegidas por barreras de arrecifes que forman unas de las lagunas más mágicas.

Cientos de playas de arena blanca desiertas bordean estas tranquilas aguas color turquesa, mientras que las montañas cubiertas de vegetación del interior volcánico ofrecen relieves abruptos que se alzan varios cientos de metros (¡a veces incluso miles!) hacia el cielo azul.

Resulta imposible no caer rendido ante el romanticismo que emana de Las Islas de Tahití. Tanto si se trata de un nuevo amor o de renovar los votos de una pareja, aquí encontrás el entorno perfecto para tu escapada romántica.

Una tierra romántica

33
LUGARES DONDE CASARSE EN LA POLINESIA FRANCESA
BODAS
TRADICIONALES
NUMEROSAS
OFERTAS DE VIAJES DE NOVIOS
BODAS ENTRE
PERSONAS DEL MISMO SEXO
Océano, playas y palmeras en Las Islas de Tahití

Romanticismo en Las Islas de Tahití

La Polinesia Francesa es el lugar ideal para las parejas que buscan relajarse durante sus vacaciones. También ofrece oportunidades inhabituales para las parejas más aventureras.

Los spas de la Polinesia Francesa figuran entre los mejores del Pacífico: ofrecen técnicas basadas en el masaje tradicional polinesio utilizando aceites locales a base de coco y de vainilla. El marisco más fresco del mundo en algunos de los más prestigiosos restaurantes del Pacífico Sur es servido a orillas de las lagunas. También te o pueden llevar directamente en una piragua tradicional hasta tu bungalow sobre pilotes. Los viajeros más aventureros pueden bucear en uno de los océanos con las aguas más claras, nadar junto a las juguetonas rayas y las ballenas y tiburones de arrecife, o realizar un romántico paseo a caballo por las playas desiertas. También podrás pescar en alta mar en aguas con grandes especies como el atún y el mahi mahi. Alquila un barco o súbete a una moto o una bicicleta y para visitar los pueblos tradicionales polinesios o recorrer las tranquilas carreteras que rodean las islas de la Polinesia Francesa.

El bungalow sobre pilotes fue inventado en estas islas hace 50 años.  Los visitantes pueden elegir entre cientos de bungalows sobre pilotes; todos cuentan con sus propios pontones privados, donde se puede tomar el sol y zambullirse directamente en la laguna y por la noche contemplar la luna reflejada en el agua junto con millones de estrellas.

Si buscas un lugar romántico, lo encontrarás en Las Islas de Tahití.